Ultimas NoticiasbulletVER TODAS LAS NOTICIAS

15/02/2017

LA HISTORIA ESCRITA POR NOTABLES HEMBRAS

En el Hipódromo de San Isidro se realiza esta competencia que hasta 2009 enfrentó a hembras y desde 2010 es una contienda donde se miden todo caballo de tres años y más edad. Con el cambio se convirtió en paso obligado de los referentes de la categorí­Â­a.

El Clásico General Viamonte sigue siendo una competencia para velocistas de tres años y más edad pero desde 2010 enfrenta a todo caballo, abandonando así su vieja condición bajo la que se medían hembras de tres años y más edad. 
 
La prueba, de G3, conserva jerarquía y trascendencia dentro del calendario clásico y, curiosamente, en las primeras versiones en la que enfrentó a machos y hembras deparó dominio de las yeguas, que han ocupado los primeros lugares.
 
EL GENERAL JUAN JOSE VIAMONTE
 
Una de las competencias para velocistas más importantes de la temporada es el Clásico General Viamonte, prueba que homenajea a un destacado militar y político argentino: El General Juan José Viamonte, nacido en la ciudad de Buenos Aires, el 9 de febrero de 1774.
 
Este hombre inició la carrera militar a los doce años, siguiendo los pasos de su padre. Luchó durante la Primera Invasión Inglesa, con el grado de teniente, y luego de su participación en la Segunda Invasión, destacándose en la defensa del Colegio de San Carlos, fue ascendido a capitán. 
 
Participó del Cabildo abierto del 22 de mayo de 1810, fue presidente del Congreso Nacional de 1819 y luego de la revolución participó en las batallas de Suipacha y Huaqui. 
 
Fue 12º Gobernador de Buenos Aires, del 26 de junio al 8 de diciembre de 1829, y fue nombrado 15º Gobernador de Buenos Aires, del 4 de noviembre de 1833 al 27 de junio de 1834. 
 
En el primer mandato fue precedido por Juan Galo de Lavalle y sucedido por Juan Manuel de Rosas; y en el segundo gobierno fue precedido por Juan González de Balcarce y sucedido por Manuel Maza.
 
Falleció el 31 de marzo de 1843 en la ciudad de Montevideo (Uruguay) y sus restos mortales descansan en el Cementerio de la Recoleta, de la ciudad de Buenos Aires.
 
VERSIONES CERCANAS
 
General Viamonte fue la denominación que recibió uno de los clásicos más importantes del turf argentino, para la hembras velocistas, competencia que con el correr de los años registró ganadoras a yeguas de primer nivel, algunas de las cuales también se destacaron en la reproducción. 
 
No obstante, en 2010 fue modificado y pasó a enfrentar a todo caballo de tres años y más edad. Curiosamente, a la fecha un solo macho pudo derrotar a las hembras en el citado G3…
 
El repaso comienza en 1993, año en el que venció Wooden Girl (Mariache), del Stud Bahía Blanca y pupila de Ever Perdomo. La hembra nacida en el Haras Vacación fue dirigida por Rubén Laitán y abonó el dividendo más bajo para una ganadora del Viamonte, en los últimos 22 años: $1,10.-
 
Wooden Girl sumó nueve triunfos, siete de ellos en el plano clásico, y fue enviada a la reproducción. Se destacó al producir ganadores pero ninguno alcanzó logros en el plano clásico. 
 
En 1994 se impuso por dos cuerpos la recordada Gouache (Southern Halo), una reservada del Haras La Quebrada que dejó segunda a otra la notable corredora: La Baraca. 
 
Gouache fue retirada de las pistas con nueve éxitos (ocho clásicos) y como madre produjo destacados hijos entre los que sobresalió la ganadora de G1 Guernika (Luhuk), titular de los grandes premios Estrellas Distaff (G1), Polla de Potrancas (G1), 1000 Guineas (G1) y Palermo (G1).
 
En 1995 se impuso por dos cuerpos y medio Fuyita Toss (Egg Toss), una reservada por el Haras La Biznaga que contó con la dirección de Jorge Valdivieso. 
 
La pensionista de Roberto Bullrich superó respectivamente a Tizna, Paellada, Soy de Sutil y La Influencia. 
 
Con cuatro logros, Fuyita Toss fue enviada de madre al Haras La Biznaga, donde generó a Forty Fusa (Roar), ganadora de un clásico listado, antes de morir el 19 de mayo de 2005. Dejó buen legado.
 
La Baraca había perdido con Gouache en 1994 pero desquitó en 1996, donde superó por dos cuerpos y medio a Best Popsy, con Paellada tercera y última. 
 
La hija de Mariache fue reservada por el Haras Vacación y era entrenada por Carlos Daniel Etchechoury. En el G3 fue llevada a la victoria por Pablo Falero y demoró 55s34/100.
 
La Baraca sumó nueve conquistas (seis clásicas) y fue retirada como madre al Haras Vacación. Ahí sobresalió por intermedio de su hija La Belga (Roy), ganadora de G1 a los dos años, y de otros hijos ganadores. Otra de sus hijas, La Balada (Confidencial Talk), produjo a la campeona Balada Sale (Not for Sale) y al G1 Le Blues (Roman Ruler). 
 
Actualmente, La Baraca conforma el plantel de madres del Haras La Esperanza.
 
Nashville Luckie ganó el Clásico Viamonte en 1997 y 1998. La reservada por el Hs. Sta. M. de Ararás era entrenada por Dany Etchechoury y en ambos éxitos fue dirigida por Jorge Valdivieso. 
 
En 1997 superó por tres cuerpos y medio a su compañera Safety Secret, mientras Wally se ubicó tercera, delante de Astrologica y Shamelir. En cambio, en 1998 antecedió a Bouclette Champ.
 
Nashville Luckie fue retirara de las pistas con nueve éxitos (ocho clásicos) y se desempeña como vientre en el Haras Santa María de Ararás, donde ya produjo a los ganadores clásicos Nashville Jet (Orpen) y Naipe de Ouro (Put in Back).
 
April Moon se impuso en 1999 donde volvió a dejar segunda a Bouclette Champ. 
 
La hija de El Asesor había nacido en el Haras El Paraíso y defendió colores del Stud Siempre Verde. 
 
Con la preparación de Gilberto Ríos sumó cuatro triunfos, uno de ellos clásico. En la reproducción quedó vacía dos veces y murió en 2003, sin trascender como lo hiciera en las pistas.
 
En el 2000 venció Wealthy, una hija de Parade Marshal que superó por medio cuerpo a La Pandita, con La Tosquera posicionada tercera, delante de Shy Puritana y Zia Cachetada.
 
La hembra nacida en el Haras Vacación defendió los colores del Stud La Telas y bajo la atención de Nicolás Yalet sumó seis victorias, dos en el plano jerárquico. En la reproducción no trascendió.
 
En el 2001 se registró un ajustado final en el que Strike Willow superó por medio pescuezo a Scooby Horse. La Pandita llegó tercera, mientras Camire Toss y Petite West completaron las chapas.
 
La hija de Johnny’s Prospect fue criada por Estancias Unidas del Sud y en las pistas lució los colores de la caballeriza Nano y Chuky. 
 
En su victoria en el Clásico Viamonte (G3) fue dirigida por Edwin Talaverano y a lo largo de su campaña, en la que sumó diez éxitos (cuatro clásicos), fue entrenada por Héctor Oliva. 
 
A la fecha es madre de seis crías, la última de ellas, por El Corredor (Mr. Greely), nació en 2011 meses antes de su muerte.
 
Su primera cría, Britney Lake (Salt Lake), produjo a la G1 y múltiple ganadora clásica Sassagoula Springs (Grand Reward), retirada de las pistas al lesionarse en competencia, a principios de 2017.
 
En los años 2002 y 2003 se destacó el Haras San Benito al vencer con dos de sus reservadas. Ambas fueron entrenadas por Carlos D. Etchechoury y también resultaron conducidas por Jorge Valdivieso.
 
En 2002 venció por media cabeza Doña Arequera (Roy), abonando el dividendo más alto para una ganadora del Clásico Viamonte, en las últimas ediciones: $ 14,15.-
 
Un año más tarde repitó la victoria Doña Polenta (Candy Stripes), al anteceder por dos cuerpos a Jacky Halo, en tanto Symbolic arribó tercera, delante de Buena Idea y Via Bomba.
 
Las dos reservadas fueron destinadas como vientres al haras en el que nacieron. La primera finalizó su campaña con tres éxitos (uno clásico), mientras la restante se retiró con diez triunfos, nueve clásicos. 
 
Doña Arequera es madre de siete crías y en 2014 nació su último hijo, por Orpen (Lure). En tanto, Doña Polenta ya es madre del múltiple ganador clásico Don Letal (Orpen), de la Campeona y dos veces G1 Doña Ley (Orpen) y de los también clásicos Doña Letra (Val Royal) y Don Lecost (Orpen). Un vientre de primer nivel y una familia generosa como pocas. 
 
Jorge Valdivieso había vencido con Doña Arequera y Doña Polenta, en 2002 y 2003, y en 2004 venció por intermedio de Forty Doriana (Roar), reservada por el Haras La Biznaga. 
 
Esta pupila de Juan Carlos Etchechoury (hijo) antecedió por un cuerpo y medio a Miss Vampiresa, mientras Miss Victory culminó tercera, adelante de Miss Kit e Ipswich.
 
En las pistas, Forty Doriana sumó ocho conquistas, seis de corte jerárquico (incluso de G1), y fue enviada como madre al Haras La Biznaga. Produjo nueve crías, la última de ellas nació en 2015 y es hija de Pure Prize (Storm Cat).
 
En el 2005 Jorge Valdivieso obtuvo el Clásico Viamonte por cuarta ocasión consecutiva y por séptima vez, en las últimas ediciones. 
 
En aquel año llevó al éxito a Panacea (Luhuk), una reservada por el Haras La Quebrada que era entrenada por Juan Carlos Etchechoury (hijo). 
 
La nieta materna de Silver Deputy fue retirada de las pistas con tres éxitos y a la fecha es madre del G1 Panegírico (Russian Blue). 
 
En el año 2006 se registró la victoria de La Leocadia (Louis Quatorze), criada por Juan Caligiuri y defensora del Stud Tres Jotas. 
 
La pupila de Enrique Rodríguez fue dirigida por Cristian Quiles y superó por dos largos a Anjiz Star, al cabo de 53s83/100. Con un total de cinco victorias, tres de ellas conseguidas en el plano jerárquico, la nieta de Southern Halo entró en la reproducción en el Haras Vacación.
 
Tita Diquera se adjudicó la versión de 2007 del Clásico Viamonte. 
 
Esta hija de Mutakddim, reservada por el Haras Nimanor, superó por seis cuerpos a Kacemila, con la dirección de Armando Glades y bajo el entrenamiento de Hugo Sanagua. 
 
Demoró 54s05/100 y con tres victorias en su haber ingresó como madre en la cabaña que la vio nacer y fue madre de tres crías, antes de morir de manera prematura en enero de 2013.
 
En 2008 volvió a ganar una reservada, en este caso Que Felicidad -foto-. Esta hija de Bernstein y Queen Tango defendió en las pistas los colores de su criador: Santa María de Ararás. 
 
 
La pensionista de Carlos Daniel Etchechoury fue dirigida por Pablo Falero y dejó segunda a Linda Roma, mientras Ricitos y Adorada Bor completaron el orden de llegada.
 
Un año después, Pryka (Southern Halo) superó a Que Felicidad, ganadora en 2008. 
 
La hembra nacida en el Haras Don Arcángel defendió las sedas del Stud Vacación y también fue piloteada por Pablo Falero. Entrenada por Juan Bautista Udaondo, Pryka demoró 55s25/100.
 
En 2010 el Clásico General Viamonte (G3) dejó de ser una prueba para hembras de tres años y más edad y comenzó a enfrentar a todo caballo de tres años y más edad. 
 
No obstante, deparó un nuevo éxito de Que Felicidad, que superó por dos cuerpos y medio a su par Acordanza (Luhuk). El mejor macho clasificado fue Bordonero (Southern Halo), tercero, a dos cps.
 
Para el Stud – Haras Santa María de Ararás fue su cuarto impacto como criador y stud, mientras Carlos D. Etchechoury consiguió el G3 por séptima ocasión. 
 
Además, Pablo Falero sumó su quinto impacto, tercero en forma consecutiva.
 
Falero llegó a su poker consecutivo en 2011, con el éxito de Claro Oscuro (Mutakddim), un pupilo de Orosman Toscano que lució la sedas del Stud Tobetma. 
 
El caballo nacido en Haras Vacación fue el primer macho en ganar el G3.
 
El domino de las hembras comenzó su seguidilla en 2012 con la victoria de Tristeza Cat (Easing Along), la defensora del Stud – Haras El Alfalfar que era preparada por Roberto Pellegatta y fue piloteada por Juan Carlos Noriega.
 
En 2013 ganó Peluca Fizz (Slew Gin Fizz), tras imponerse en el Gran Premio Internacional Félix de Alzaga Unzué (G1), en diciembre de 2012. 
 
La misma le permitió a Dany Etchechoury llegar a ocho impactos en el G3, mientras Rodrigo Blanco festejaba en la carrera de velocidad por primera vez, al igual que el Stud La Misión.
 
En 2014 se impuso En Motoneta (Colonial Affair), del Stud/Haras Don Santiago y con la preparación de César Garat. Juan Villagra piloteó a la nieta de Engrillado, que unió partidores y disco.
 
Todo Tango Key había ganado el Unzué de 2014 y se quedó con el Viamonte de 2015. Incluso, el defensor del Stud – Haras El Alfalfar, el pupilo de Jorge Dulóm llevó en su silla a Rodrigo Blanco.
 
En la temporada 2016 se impuso con autoridad la regular Ketamina (Manipulator), con la conducción de Altair Domingos y la preparación de Silvio Loyola.
 
La hembra criada por Armando Moroni triunfó con los colores del Stud Armoni y demoró 56s54/100. 
 
FIGURAS
 
El repaso por las últimas versiones del Clásico General Viamonte (G3) permite ver como algunas figuras del turf local se han destacado sobremanera. 
 
Una de ellas, tal vez la más importante sea Jorge Valdivieso, jinete que ganó siete veces la competencia en los últimos capítulos, con una serie que incluyó cuatro triunfos consecutivos, entre 2002 y 2005. 
 
Valdivieso venció en 1995 (Fuyita Toss), 1997 (Nashville Luckie), 1998 (Nashville Luckie), 2002 (Doña Arequera), 2003 (Doña Polenta), 2004 (Forty Doriana) y 2005 (Panacea). 
 
El segundo jinete más ganador es Pablo Falero, con seis victorias en el Viamonte, las cuatro últimas en forma consecutiva, entre 2008 y 2011.
 
Entre los entrenadores sobresale Carlos Daniel Etchechoury con un total de ocho victorias en la competencia. 
 
Dany, tal como se lo apoda, ganó en 1996 (La Baraca), 1997 (Nashville Luckie), 1998 (Nashville Luckie), 2002 (Doña Arequera), 2003 (Doña Polenta), 2008 y 2010 (Que Felicidad), 2013 (Peluca Fizz). 
 
Su hermano Juan Carlos (hijo) triunfó dos veces y su padre Juan Carlos lo hizo en una ocasión.
 
El stud que más victorias registra en los últimos años es Santa María de Araras con cuatro: 1997-1998 (Nashville Luckie) y 2008-2010 (Que Felicidad). 
 
Con dos éxitos menos están Vacación (1996 y 2009), San Benito (2002 y 2003), La Quebrada (1994 y 2005), La Biznaga (1995 y 2004) y El Alfalfar (2012 y 2015).
 
Por el lado de las cabañas, Santa María de Ararás iguala con Vacación, ambos con cuatro impactos. 
 
Santa María festejó en 1997 (Nashville Luckie), 1998 (Nashville Luckie), 2008 y 2010 (Que Felicidad); mientras el Haras Vacación ganó en 1993 (Wooden Girl), 1996 (La Baraca), 2000 (Wealthy) y 2011 (Claro Oscuro). 
 
Con dos logros menos aparecen San Benito (2002 y 2003), La Quebrada (1994 y 2005), La Biznaga (1995 y 2004) y El Alfalfar (2012 y 2015).
 
Las únicas hembras que vencieron en el G3 en dos ocasiones, dentro de las últimas versiones, fueron Nashville Luckie y Que Felicidad
 
Ambas le permitieron sumar igual número de victorias a sus padres Lode y Bernstein, a sus madres Native Luckie y Queen Tango y a sus abuelos maternos Princely Native y Lode
 
Las madres y los abuelos maternos aparecen como los más ganadores de su rubro pero no ocurre lo mismo con Lode, que comparte dos victorias son sus pares Southern Halo, ganador en 1994 y 2009; Bernstein (ganó las dos veces con Que Felicidad), y Mariache, vencedor en 1993 y 1996.
 
Lo de Lode es digno de destacar pues consiguió dos veces el Clásico Viamonte como padre y otras tantas como abuelo materno. 
 
En cambio, Southern Halo ganó dos veces como padre y una como abuelo materno. 
 
El único semental que se suma a los citados, por haber ganado la prueba como padre y como abuelo es Johnny’s Prospect, que triunfó con su nieta Wealthy y con su hija Strike Willow.
 

SUBIR